Regala con inteligencia... y no pierdas dinero

Actualizado: feb 23

Tus clientes tal vez no recuerden lo que les has dicho. Tampoco lo que has hecho por ellos. Pero siempre recordarán cómo los hiciste sentir. Por eso es clave darles el regalo corporativo perfecto.



¿Alguna vez le has dado a un cliente un obsequio marcado con tu logo, y nada más salir de su oficina has visto con el rabillo del ojo cómo lo arroja a la basura? ¿O lo has llamado para preguntarle qué le ha parecido tu regalo, y él no sabe qué respuesta darte porque éste se ha confundido entre los 54 'detalles' que recibió de todos sus proveedores?


Duele, ¿verdad? Sea poco o mucho el dinero que hayas invertido en estos regalos, igual salió de tu presupuesto. Además te tomaste el tiempo para buscar un obsequio que fuera bonito, donde tu marca luciera bien y que te permitiera demostrar a tus clientes lo agradecido que estás por confiar en ti y comprar tus productos. Entonces, ¿qué pasó?


Lo que ocurrió es que tuviste en cuenta tres factores importantes a la hora de escoger un regalo corporativo (presupuesto, estética y buena calidad en la impresión de tu marca), pero te olvidaste de otros igualmente importantes que determinan no sólo el impacto del obsequio, sino la permanencia del mismo en el escritorio, la memoria y el corazón de quien lo recibe. Veamos cuáles son esos factores:


El regalo no es para ti, es para tu cliente

Al momento de escoger el obsequio que darás, olvídate de tus gustos personales. Piensa en tus clientes: ¿Les gustará ese producto que les entregarás? ¿Se sentirán cómodos con él? ¿Les será útil? Si la respuesta a estas tres preguntas es un gigante SÍ, ten la seguridad de que cada vez que lo usen pensarán en ti y en tu empresa.


Agrega ese toque personal único

No por tratarse de un regalo corporativo debes entregarlo de cualquier manera. Un lindo empaque, acompañado de una tarjeta escrita y firmada de tu puño y letra con un sencillo "gracias", puede abrir las puertas de una relación más cercana y cálida con tus clientes.


Regala a largo plazo

Si sientes la tentación de lanzar una oferta comercial a tu cliente justo después de enviarle tu regalo corporativo... ¡POR FAVOR DETENTE! Tan pronto esa persona sienta que le has dado un obsequio con el interés de venderle, no te verá como un amigo sino como un proveedor. Y proveedores hay muchos, pero amigos no.


Lo más costoso no siempre es lo mejor

No necesariamente el mejor regalo es el más costoso del mercado. Un almanaque con un diseño sensacional puede ser mejor recibido que una billetera de marca. Ésta puede llevar a tu cliente a preguntarse: ¿Qué tan costosos me está vendiendo este proveedor sus productos, para permitirse el lujo de darme un obsequio así?






9 vistas
Punto de Venta:
Carrera 28 # 11-26 Bogotá, Colombia
Tels.: (571) 201 9672 - (571) 247 8427
Cel.: (57) 321 399 1345
info@celinther.com
/celinthereditores
@celinthereditores
copyright ©2019
Todos los derechos reservados